domingo, 16 de marzo de 2014

LLAMADO A LA REFLEXIÓN A LA DIRIGENCIA FRENTEAMPLISTA



Hace un par de días, y tras mucho pensarlo, me decidí a firmar la "Carta abierta a la dirigencia frenteamplista". Me convenció el hecho de tener conversación tras conversación, durante muchos meses con todo el mundo, en la feria, el almacén, la escuela, por todos lados. Lo que se expresa en ella refleja lo que la inmensa mayoría de los frentistas con quienes he conversado el tema, pensamos y sentimos. La idea de juntar firmas para apoyar ese llamado a la reflexión me parece acertado y expone la necesidad de poner el tema sobre la mesa. En la interna, parece imposible. Los comités de base que serían el ámbito ideal, son objetos políticos en vías de extinción. En otro momento me propongo pensar por qué esto se dió y cuáles son sus consecuencias. De momento es un simple constato de la realidad.

Yo firmo la carta y no pertenezco a ningún "grupo" desestabilizador de la unidad frentista. Nada más lejos. Cualquiera que sepa leer puede darse cuenta que se trata de frentistas de alma. Yo particularmente soy de izquierda, marxista, ecologista y profundamente frenteamplista.        


Algunos compañeros quieren profundizar la discusión, y si bien en la propia carta, debajo de las firmas, se ve un espacio para dejar comentarios, lo cierto es que no parece el ámbito idóneo para hacerlo. Es por ello que me permito transcribirla aquí y los invito a dejar sus comentarios, siempre y cuando los mismos sean respetuosos, de lo contrario, serán eliminados. 

En mi blog, no serán tolerados agravios o insultos de ninguna especie.

Del texto de la carta se desprende que la misma pretende generar debate, reflexionar en conjunto, como ciudadanos políticos que somos, así que al publicarla aquí, los invito a eso. Los frentistas no somos ganado que responde a la orden del amo o que se asusta ante el ladrido del perro, y no nos cocemos en el primer hervor. Somos seres políticos y pensantes, marcados a fuego por una rebeldía y una capacidad de análisis aprendida dentro de las propias filas frenteamplistas. Para nosotros la reflexión política es un deber de conciencia. 


Aquí les dejo entonces el contenido de la carta para que puedan expresar sus comentarios.

 LLAMADO A LA REFLEXIÓN A LA DIRIGENCIA FRENTEAMPLISTA

Los abajo firmantes hacemos un llamado a la reflexión a los dirigentes del FA, ante la aparente inevitabilidad de que nuestro candidato sea el Dr. Tabaré Vázquez. 

Según señalan las encuestas (habría que verificar hasta qué punto son representativas), el Dr. Vázquez ganaría las elecciones sin mayores inconvenientes debido a su alta popularidad. Sin cuestionar ese hecho, pensemos tan sólo unos minutos: Ese simple cálculo ¿lo vuelve “per se” nuestro candidato ideal? Dicha popularidad ¿viene de qué sectores de la población? ¿La izquierda? ¿el centro?, ¿la derecha? La pregunta que se impone sería ¿Qué pretende el FA? ¿Ganar a toda costa para perpetuarse en el poder y continuar practicando la misma política (principalmente económica) que hasta ahora, o al contrario, pretende profundizar los cambios en pos de una sociedad con mayor redistribución de la riqueza y justicia social? De la respuesta a dicha pregunta dependerá cuál candidato es el más adecuado para llevarla adelante.

Creemos que el período de transición entre el neoliberalismo y nuestra propuesta de sociedad ha sido ya más que suficiente, es por ello que entendemos que se impone un “giro hacia la izquierda” que profundice los cambios, reforma constitucional incluida.

Es cierto que el FA representa tanto a la izquierda marxista como a sectores social demócratas y que la ausencia de debate ideológico profundo es probablemente una de las carencias más preocupantes, por lo que hacemos un llamamiento a debatir sobre cuestiones de fondo, tendientes a clarificar el modelo socio-político que propone el FA más allá de las coyunturas programáticas concretas. 

Asistimos a un estado de cosas en donde los sectores socialdemócratas han sido los encargados de dirigir la política económica de nuestros gobiernos, siendo que en las últimas elecciones, tanto las internas, como las presidenciales, los resultados mostraron una mayoría en favor de tendencias más de izquierda, eligiendo a Mujica como abanderado. ¿Cómo puede ser que el sector más representativo del FA no tenga el ministerio de economía para llevar adelante sus presupuestos ideológicos?

Naturalmente, el país no parece preparado a elegir (50% más uno de los votos), a un gobierno solamente de izquierda, por lo que la alianza con los sectores socialdemócratas resulta imprescindible. Pero ¿bajo qué condiciones? Acaso necesitar esa alianza, ¿implica renunciar a realizar políticas francamente de izquierda? ¿En función de qué variantes se establece la correlación de fuerzas en el FA?  

En ese marco, el Dr. Vázquez aparece como claro representante de las líneas socialdemócratas que existen en el FA, y presentarlo como inevitable candidato, ofrece una fuerte señal, que no se debe pasar por alto. El Dr. Vázquez ¿es realmente representativo de la masa del pueblo frenteamplista? ¿Acaso nuestro candidato no debería serlo?

El Dr. Vázquez defiende públicamente posturas que el FA en su conjunto rechaza. Si bien tiene la misma libertad y derecho que cualquier ciudadano a expresar sus opiniones sobre  cualquier materia, esas mismas opiniones ¿no lo inhiben a la hora de ser representante de un colectivo que piensa tan diferente? No nos referimos solamente a la espinosa cuestión del aborto, sino también a su campaña en pos de un TLC que ha hundido a cada país que lo ha firmado, a sus declaraciones sobre su pedido de “protección” a Bush, con todo lo que ello implica, entre otras. ¿Qué garantías puede ofrecer un gobierno que piensa tan diferente de aquellos a quienes dice representar? En definitiva ¿qué podemos esperar de un nuevo gobierno de Vázquez tanto desde el punto de vista político como económico? ¿Qué tipo de FA sería ese?

No puede ser desconocido para la dirigencia del FA el hecho de que si bien las encuestas muestran a un Vázquez ganador, buena parte de los frenteamplistas por primera vez en la historia, no están dispuestos a darle su voto. Visto así, el Dr. Vázquez puede aparecer como un candidato consensual de la sociedad uruguaya, pero claramente, no de la izquierda. ¿En qué posición deja este hecho al FA y  a las organizaciones de izquierda que lo conforman? Bastaría salir de la calle Colonia para escuchar en casi todos lados frases como éstas: “Con el dolor del alma a Tabaré no lo voto. En la segunda vuelta eliminaré a la derecha y no más”. El Dr. Vázquez aparece hoy en día como el candidato menos consensual que el FA haya presentado en toda su historia y su eventual segundo mandato es percibido por buena parte del pueblo frenteamplista como un retroceso severo en pos de las ideas que dieron origen a la coalición/movimiento.   
  
¿Acaso no hay alternativa? Claro que sí. Tenemos en el FA dirigentes jóvenes, con ideas claras, pujanza y carisma como para llevarlas adelante, como lo tuvieron ellos en su momento. Sin embargo parecen instaladas entre nosotros algunas ideas: Es tarde para levantar a alguien diferente. Tabaré ganará seguro, otro, quién sabe. ¿Esto es realmente así? No necesariamente. Cuando el propio Vázquez aparece como candidato a la IMM, era prácticamente desconocido para el gran público y no obstante, gracias a una magnífica campaña de los frenteamplistas, resultó triunfante. Pensamos que el balance del gobierno frenteamplista es lo suficientemente bueno como para ser defendido exitosamente por otro@ candidato@, si al mismo le agregamos los cambios fundamentales tendientes a construir otro modelo de sociedad. De presentarse esa eventualidad, es posible que veamos renacer de sus cenizas a una militancia que se ha retirado totalmente de la vida política, pero que existe y que estaría feliz de poder dar batalla; siempre y cuando, crea en lo que defiende, así como lo hicieron en su momento… y todos lo volveríamos a hacer. Fue esa militancia la que los puso allí. La potencia que impondría en el paisaje político ese renacer de la militancia, comprometida y batalladora, con un programa basado en una más justa redistribución de las riquezas y con un@ candidato@ nuev@, competente y carismátic@, sumado al balance más o menos exitoso de los gobiernos anteriores, puede hacer cambiar las cosas. 

Si Vázquez se presenta como candidato a la interna, ningún@ dirigente podría hacer campaña en su contra. En las condiciones actuales, y gracias a ese cúmulo de ideas preconcebidas, sería un suicidio político para ell@s. Es por ello que llamamos a la reflexión acerca de la pertinencia de la precandidatura de Vázquez. Si bien aún estamos a tiempo de revertir esta situación, lo cierto es que es urgente. De esta decisión depende el futuro. Llegó el momento porque estamos en un cruce de caminos, la dirección que tomemos, nos definirá.

 
  

0 comentarios :