domingo, 16 de marzo de 2014

CARTA ABIERTA A CONSTANZA MOREIRA

Constanza, entiendo que no quieras ser candidata, en serio, te entiendo.
Entiendo que sin el apoyo de algunos sectores y partidos del FA, te resulte imposible hacerlo.
Entiendo que ser la candidata “contra” Tabaré sería un rol muy duro de interpretar en el Uruguay de hoy, y sabés que así sería.
Entiendo que el de la política es un mundo cruel, a veces sucio, en el que la ética y la sensibilidad de la “gente bien” tiene que aguantar golpes que… hay que tener estómago, tanto estómago.


Entiendo que dadas las circunstancias, de afuera, podría parecerse a un suicidio político.

Entiendo que a lo mejor te encantaría poder, libremente desde la academia, decir todo lo que la actividad política puede llegar a impedirte.

Hasta entendería si en el fondo, no es lo quisieras para tu vida… se sufre mucho.

Entiendo todos y cada uno de tus argumentos, y encuentro, como ves, incluso argumentos que vos no das.
Pero querida compañera, entiendo también que el FA ha comenzado a recorrer un camino que de continuarse, lo desfigurará, lo matará como herramienta de los cambios posibles, y a la larga, lo partirá en dos.

Todos sabemos que el FA alberga en su seno dos grandes y bien diferentes orientaciones filosóficas: la socioliberal y la marxista. Una hoy está tapada de dinero, con líderes fuertes, con el beneplácito de los medios de comunicación, con una orientación programática clara y concreta, y con poder, mucho poder. La otra, desmembrada, atomizada, adormecida intelectualmente, acobardada, pobre, con algunas intuiciones pero poca elaboración y sin líderes verdaderos.

Y abajo, estamos nosotros, miles y miles de frenteamplistas, perdidos, atrapados entre el asco y la resignación.  Los que peinan canas y se jugaron la vida por ver al FA en el gobierno, los jóvenes que pusieron todas sus esperanzas, su luz en este proyecto, nosotros, los que ya tenemos hijos pero salimos a bailar de vez en cuando, que peleamos y perdimos muchas veces antes de ganar. Nosotros nos hemos vuelto mudos… ya nadie nos representa. Nadie es nuestro portavoz. No le creemos a nadie, salvo a vos.
Podemos estar más de acuerdo con las posiciones de un sector o de otro dentro del FA, incluso podemos hasta pertenecer a alguno de ellos, pero como persona, sos la única que aún encarna lo que somos, lo que queremos, lo que creemos.

Entiendo que sea un lugar que nunca hubieras pensado ocupar, pero sos la única líder carismática que existe en Uruguay que puede representarnos. Te has ganado nuestra confianza a base de valentía, de inteligencia,
de sentido común, de las causas que defendés, de ideas claras (ideas de izquierda), de coherencia y sobretodo de honestidad, de ética… ese bien cada vez más escaso en el mundo de hoy, sobre todo en el mundo político. 

Desde el llano te vemos como a la única voz realmente de izquierda que es capaz de hacer frente a los desafíos verdaderos. Y cuando digo desde el llano, no solo digo desde las redes: cada comunista que me encuentro, cada emepepista, cada independiente, muchos socialistas, te queremos, aunque muchos no se atrevan a decirlo muy fuerte. Las cúpulas harán lo que mejor entiendan, pero abajo, en el llano, es tu nombre el que vuelve, una y otra vez, incluso en bocas insospechadas.

Es cierto que muchos quieren a Tabaré, la mayoría no por él, sino por miedo a perder, por conservadores en fin (por aquello de conservar). Pero miles de nosotros no podemos ser conservadores, porque somos  frenteamplistas, somos de izquierda, no queremos conservar, queremos cambiar, mejorar, queremos otra sociedad, no  ésta. No es para esto para lo que miles de los nuestros dieron su vida.

No queremos solamente medio repartir el fruto del crecimiento (que no es ilimitado), no queremos que mientras unos pocos se atiborran de dinero, la mitad de la población gana menos de 14 mil pesos. No queremos más soldados que maestros. No queremos tener que vivir de a 5 porque no podemos pagar un alquiler, mientras crecen mansiones en barrios privados, no queremos que nuestro país siga siendo apenas nominalmente Uruguay porque los dueños de la tierra son extranjeros que no la cuidan ni la respetan, que nos encajan soja transgénica y que pretenden arrancarle las riquezas de su suelo para ensanchar las arcas de alguna multinacional. No queremos fondos especulativos que son pan para hoy y hambre para mañana. No queremos una cultura, un deporte y una educación para los ricos y otra para los pobres. No queremos perpetuar la injusticia como si fuera un destino nacional. No queremos tener que pelearnos con nuestros verdaderos hermanos latinoamericanos. Y sobre todo, no queremos mezquindades, dobles discursos, hipocresías.

No queremos más de lo mismo, queremos más y mejor, queremos dignidad y llegar a fin de mes decentemente. Se puede, plata no falta, lo que falta es coraje para repartirla como dios manda.
Incluso si agarrarás viaje, no sabemos si podrías ganar la interna (David le ganó a Goliat, Le Pen le ganó a Jospin y perdón la “comparancia”), pero te aseguro que el resultado, no sería para nada indecoroso. Somos muchos, en serio, más de los que te imaginás o de lo que las encuestas (engañosas en sus preguntas) andan diciendo, y estamos aún a tiempo.

Y si perdiéramos, ¿qué? Habríamos al menos dado la pelea, y dejado un cimiento sobre el cual construir en el futuro.

Compañera, la vida te ha puesto en una situación tan inesperada, tan complicada… La decisión es tuya y sea cual fuera la respetaremos y la entenderemos. Pero no te sientas sola; la izquierda de este país, desvencijada y todo resiste, es heroica, siempre lo fue, en la victoria o en la derrota... Se puede despertar al león dormido, sólo hace falta algo por lo que pelear.
Estamos contigo, decidas lo que decidas.

0 comentarios :