viernes, 1 de agosto de 2014

NUEVA SÍNTESIS MARXISTA: EL ECOSOCIALISMO

Nos tocó vivir a los que peinamos nuestras primeras canas, dos etapas del mundo occidental claramente diferenciadas: la confrontación de dos bloques ideológicos al principio, y la derrota estrepitosa del bloque comunista después. Tras ella, nos vimos sumergidos en el paradigma postmoderno, con todas sus consecuencias sociales y políticas, era el mundo del “fin de la historia”, del “fin de las ideologías”. Falacia ampliamente difundida por cuanto medio de comunicación masivo hubiera en occidente y que provocó antes que nada, un shock violentísimo en todos quienes somos de izquierda.



Este shock nos dejó en total perplejidad, sin ser capaces de reaccionar de inmediato a la nueva realidad, o reaccionando en dos direcciones: O bien nos aferramos a nuestras viejas banderas, a nuestros viejos programas e intensiones, como si fueran la última trinchera de defensa, o bien nos quedamos en casa, resolviendo cada uno su vida  como mejor pudiera, es decir, hundidos en la desesperanza y la desmovilización.  

Tantos unos como otros nunca dejamos de tener la intuición de que el capitalismo es un veneno civilizatorio. Sin embargo se fue haciendo evidente que nuestras viejas propuestas resultaban inadaptadas a las complejidades del mundo de hoy, y no lograban responder a las nuevas necesidades y características de la sociedad. Por otro lado, los desesperanzados, siendo anticapitalistas, se deprimían ante la evidencia de que “no hay vuelta, el capitalismo es un monstruo invencible”.

Así pasaron los años. Mientras tanto, las derechas y los socio-liberales, aprovecharon la volada para profundizar aún más las monstruosidades del monstruo. Era fácil, no encontraban resistencia. Sin embargo, hace un tiempo ya, todo empezó a cambiar, y fue Latinoamérica la punta de lanza de esos cambios.

Las izquierdas se despertaron y cada país a su manera y con su propia perspectiva, fue proponiendo un modelo alternativo al capitalismo archi liberal. En Uruguay ese proceso aparece como más light que lo que podemos ver en nuestros vecinos, Argentina incluida. En lo personal, me parece que todos esos procesos en los países hermanos, se van estableciendo en función de sus necesidades particulares, pero lo que no aparece aún en el paisaje es una propuesta ideológica clara, concreta, internacional, civilizatoria, una bandera común bajo la que cobijarnos todos los izquierdistas del mundo.

Quizás eso esté empezando a cambiar. En ese sentido los invito a leer cuidadosamente Las “Tesis para el ecosocialismo.”

Generalmente los izquierdistas hemos tendido a pensar que los ecologistas son esos simpáticos personajes
que quieren salvar a las ballenas, o más localmente, los fanáticos ambientalistas que quisieran vivir eternamente en un jardín y al mismo tiempo, ser una nación industrializada. Nada que ver! Existe desde hace mucho lo que se llama la “ecología política”. Son pensadores y actores que tienen bien clavadas en la mente sus raíces marxistas y desde allí se proponen una dirección revolucionaria tendiente a modificar de cabo a rabo nuestra civilización, tomando en cuenta los enormes peligros en los que nos encontramos como especie humana, solucionando de pasada, algunos puntos oscuros que Marx había dejado colgados como para profundizar, fundamentalmente en lo tocante a la contradicción entre el capitalismo y la preservación de la “naturaleza” (en aquellos años, la noción de “ecosistema” era desconocida), por su propio carácter depredador, entre algunos otros.

A continuación les dejo el link para la lectura de este primer documento que emerge de una serie de asambleas realizadas en Francia con múltiple participación internacional. http://ecosocialisme.com/2013/04/11/primer-manifiesto-de-las-asambleas-18-tesis-por-el-ecosiocialismo/

En la parte superior izquierda del blog, encontrarán nuevamente el link al documento, así como otros links útiles. 
Tras la lectura, espero ansiosa sus comentarios. En este documento yo veo, por primera vez en mucho tiempo, una orientación revolucionaria nueva y concreta que realmente puede, a la larga, cambiar las cosas. Es, en todo caso, una propuesta a meditar profundamente. 

0 comentarios :